viernes, 1 de agosto de 2008

SEGUIMOS DANDO LA ESPALDA A NUESTRO ELECTORADO

Es de destacar el desenvolvimiento de nuestros diputados y senadores radicales ante el conflicto generado por el gobierno con el campo.
Y digo generado “por el gobierno” ya que todos coincidimos a esta altura, que el mismo fue un problema “inventado” o “generado” por el propio Kirchnerismo en razón de su propia ineptitud para gobernar, más que como estrategia o proyecto de país.
Estamos desaprovechando condiciones internacionales sumamente favorables en un marco de crecimiento mundial de la economía, sin perjuicio de la tormenta hipotecaria que hoy azota a los EE.UU y España con su consiguiente réplica en la economía mundial.
Los tiempos que se avecinan no son fáciles, ya que el desperdicio del aprovechamiento de esta oportunidad que tenía la economía, se ha de sentir en todos los estratos sociales y el problema se potenciará cuando golpee de lleno la periferia de los grandes centros urbanos, en particular del Gran Buenos Aires.
De más está decir que la “distribución de la riqueza” Kirchernista no solo ha redundado en la apropiación del excedente económico por parte de ellos mismos y sus amigos, que abarca negocios que van desde el petróleo hasta el juego, lo cual demuestra que el pragmatismo menemista también se hizo carne el Kirchenerismo, al menos en lo que a negocios se refiere; sino que también ha propiciado el enriquecimiento en mayor o menor medida de los estratos sociales que se acercan más a la cúspide de la pirámide, ello en desmedro de las clases populares que constituyen a su vez el sustento electoral de este “movimiento” que ha hecho del clientelismo político una herramienta electoral.
AHORA BIEN:
Después de este breve racconto es que debemos analizar qué haremos para recuperar nuestro electorado histórico, esto es, la clase media, con miras a recuperar representatividad en la sociedad de cara a las próximas elecciones legislativas del año que viene.
Muy bien lo del campo, el caso Greco, movilidad previsional y varios temas más. Muy bien el esfuerzo tanto intelectual como físico de nuestra conducción, que trata de estar en “todos lados” a fin de llevar el mensaje de nuestro partido.
Pero… nos estamos olvidando de algo muy importante y que a mi entender tiene que ver con la modernización tan mentada de nuestra UCR.

Me refiero a aggionar el discurso a los tiempos que corren y trataré de ser claro y breve:
Nuestra clase media de hoy en día no es la misma de los ´80, esta clase cambió sustancialmente en sus intereses a partir de los ´90.
A modo de ejemplo: ¿qué sentido le da hoy en día la clase media a la salud pública? Me refiero a la de los grandes centros urbanos, ahí donde perdimos y a nuestro electorado lo captó la ex radical Carrió.
La clase media no acude al hospital ni a la salud pública!!!, tiene una prepaga, ya sea individual o corporativa. Estamos hablando de millones de personas, no de una clase acomodada. Es la clase media que no tuvo más remedio que recurrir a esta alternativa en razón del desguace del Estado.
Esta idea se traslada también a la educación: la educación pública no es una opción para la clase media, salvo en algunas zonas de la Capital Federal.
Obviamente lo ideal es: fortalezcamos la escuela y la educación publica a fin de que la misma sea una opción válida y posible para la clase media y se produzca una verdadera integración social. Logremos un corrimiento de matrícula en el caso de la educación de la escuela pública de gestión privada a la escuela pública. Lo mismo con la salud.
Pero estaríamos ante un proceso. Si no se maneja con cuidado solo ocasionaríamos un colapso de una parte y quiebres de la otra.
¿Qué deberíamos hacer mientras tanto?: DEFENDER LOS INTERESES DE NUESTRO ELECTORADO HISTÓRICO.
¿Alguien oyó a alguno de nuestros dirigentes asumir una postura crítica sobre los recientes aumentos de las prepagas y los colegios privados? ¿Alguno de nuestros dirigentes propulsó mecanismos de contralor que regulen las acciones de prepagas y colegios privados?
Yo no he oído a ninguno
Es hora de que pensemos y actuemos en función de una estrategia si queremos llevar adelante los principios de la Unión Cívica Radical.

1 comentarios:

lidia iris zeballos dijo...

muy buen comentario, Carlos, la verdad si nosotros no cambiamos el discurso para hacerlo mas creible vamos a seguir igual como hasta ahora.